Rodríguez Larreta busca penalizar el arte callejero

En el extranjero nos encantan, tomamos fotos y hacemos videos con estatuas vivientes, grupos de baile, payasos, cantantes, malabaristas y demás, pero en Argentina los rechazamos como si fueran delincuentes. La problemática de los artistas callejeros en Ciudad de Buenos Aires y su realidad en San Juan.                                                                                                                                                                                                                                            

Por Liss Navea

El gobierno de Horario Rodríguez Larreta busca dar mayor libertad de acción a las fuerzas policiales en la vía pública. Pero esta libertad de acción no es hacia la figura de la persona que delinque o la persona que acosa en la calle, sino que es apuntada hacia el artista callejero.

Sin duda esta decisión ha levantado mucho polvo y ha despertado la bronca (que siempre está latente) entre los artistas callejeros y la policía (y el gobierno). El Código vigente establece que “la acción Policial es dependiente de instancia privada”, es decir que la denuncia debe ser realizada por una persona física para que la policía actúe; pero lo que busca Rodríguez Larreta y su iniciativa 1664-J-18 es que cualquier persona, sin necesidad de develar su identidad (es decir, de manera anónima) pueda realizar una denuncia por “ruidos molestos provenientes de la vía pública”, lo cual determina que “la acción se establece como pública, sin que dependa de instancia privada”.

La molestia entre los artistas callejeros de la Ciudad de Buenos Aires radica en la legitimidad que podrían tener aquellas denuncias. Actualmente expresan persecución policial y afirman que con esta modificación del Código de Contravenciones, la persecución será mayor ante denuncias dudosas o falsas.

¿Pero en San Juan cómo es la relación entre la policía y los artistas callejeros?

36654098_10214885641907466_6412459135832424448_o

Fotografía tomada del Facebook de Sergio Sebastían, durante la marcha del 3 de julio. San Juan.

 

Sin duda, denuncias sobre detenciones sin motivos se han realizado y muchas en los medios, pero desde el 2016,  en el actual gobierno, se han tomado determinaciones que modificaron la relación artista callejero – policía.

Tal y como nos comentó el titular de Arte Urbano de la Ciudad de San Juan, Sergio Loyola, las mesas de diálogo realizadas entre artistas callejeros, autoridades del gobierno provincial, municipales, legisladores y la fuerza policial han ayudado a que la permanente tensión se disipara de a poco.

“Antes teníamos detenciones de artistas en semáforos cada 5 horas, por ejemplo, y ahora si se dan, es cada 5 días. La persecución ha disminuido y las relaciones han mejorado muchísimo, pero eso no significa que no siga existiendo”, explica Sergio.

Cabe recordar que en San Juan existe como contravención la detención de un artista callejero, bajo distintas figuras, como ruidos molestos, mendigar, entre otras, pero gracias al diálogo y el trabajo en conjunto no se están realizando detenciones, al menos que estén fundamentadas, en la mayoría de los casos.

Aun así, los artistas callejeros de la provincia se solidarizan con sus colegas de Buenos Aires, ya que temen que se produzca una onda expansiva y las represalias por ser artista callejero lleguen a la provincia.

Es por ello que los hemos visto cortar la calle y manifestarse con lo mejor que saben hacer, que es arte callejero, mientras se preparan para una nueva mesa de dialogo con el Gobierno Provincial, prevista para agosto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑