Uriel: una cooperativa que apuesta a la inclusión social

Durante los primeros días del mes de agosto se realizó la Expo Cooperativas 2018 en el ala norte de la planta baja del Centro Cívico. El objetivo de la iniciativa fue concientizar sobre los valores del movimiento cooperativista y sus actores.

 

Por Carina Gutierrez

 

En un marco imponente de expositores y visitantes  se realizó el pasado 1 y 2 de agosto la expo cooperativa, en el Centro Cívico. Entre los participantes, la Cooperativa Uriel se destacó por la calidad de sus miembros y por sus novedades. En esta oportunidad, Debates dialogó con María Cristina Balmaceda, secretaria de la cooperativa,  quien comentó detalles de esta institución.

“Hace quince años que estamos trabajando en la cooperativa. Al comienzo fue un grupo de gente que nos reunimos y dijimos bueno que podemos hacer para paliar un poco en ese momento la situación que estábamos viviendo en la sociedad. Entonces comenzamos con muchas ganas a trabajar y hacer cosas. Y así empezamos funcionando. Se eligió la Comisión y a partir de ahí cada uno se repartió los rubros, las funciones y después vinieron los socios y nos expandimos. Nuestra cooperativa empezó con lombricultura agropecuaria y después se fue haciendo de los demás rubros”, comentó Balmaceda.

Entre los poli rubros que nuclea la asociación se encuentran “personas que se dedican a la fabricación de alfajores, hamburguesas y  milanesas de soja. También artesanías, textil y metalúrgica”, sostuvo María Cristina, quien continuó explicando que el trabajo  de la cooperativa no termina ahí, sino que también alcanza fines sociales. “Cada tres meses repartimos ropa a distintos merenderos y también estamos empezando este año a incursionar en viviendas. La cooperativa consigue los lotes y se venden con una empresa constructora a  través del IPV”.

Recientemente la Cooperativa Uriel también incorporó la capacitación en lenguaje de señas para incluir a toda la sociedad. “El curso de lengua de señas se está implementando para enseñar a todas aquellas personas que quieran aprender esta lengua  y así  poder comunicarse con las personas sordas, sordo, mudos e hipoacúsicos y ayudar así a que estas personas se incluyan en la sociedad”, sostuvo la profesora Analía Canteros.

Con respecto al curso la profesora continuo explicando que: “Es un curso básico, intensivo, se va a dictar en el barrio El Vivero manzana 20 monoblock 14 planta baja B, Santa Lucia los días martes y jueves en turno mañana y turno tarde El curso dura en su totalidad un año y medio y está dividido en tres etapas. Ahora en agosto comienza la primera etapa y continua el año que viene. Está abierto al público en general, docentes de todas las modalidades y niños a partir de los 12 años con autorización de su papá y para todos aquellos que quieran aprender lengua de señas”.

La Cooperativa Uriel es una de las más numerosas en relación a la cantidad de asociados que posee, 1800 para ser precisos y con muchas ansias de seguir trabajando por el bien común.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑