A tres años del derrame de cianuro en Veladero

El 12 de septiembre se cumplieron tres años del incidente ambiental más grande la historia de San Juan.

Por Guillermo Alamino

Este 12 de septiembre se cumplió un nuevo aniversario del primer derrame de cianuro, admitido públicamente por Barrick Gold, sobre las cuencas del Río Jáchal en el yacimiento minero Veladero. El hecho marcó el derrumbe definitivo de las falsas promesas de progreso y de responsabilidad en el cuidado del medio ambiente, por parte de las mineras y los funcionarios públicos, principalmente el ex gobernador José Luis Gioja.

Durante la década de los 90, el entonces presidente Carlos Menem promovió el desembarco de la minería a gran escala en nuestro país, con la sanción de un marco jurídico ampliamente beneficioso para las empresas mineras. De esta manera, el Estado cobraría ínfimas regalías, concedería cuantiosas ventajas impositivas y les garantizaría una estabilidad fiscal por 30 años. Una entrega de los bienes comunes típica de una dirigencia política neocolonial y corrupta al servicio de firmas transnacionales, que prometen desarrollo y profundizan la miseria de los pueblos.

A partir del año 2005 se inició un proceso de reconfiguración del aparato productivo de la provincia con la llegada de la Barrick Gold. La agricultura era presentada como una actividad del pasado, mientras la “nueva minería” encarnaba el futuro de la economía sanjuanina. El ex gobernador José Luis Gioja aseguraba que la megaminería no contaminaba e iba a provocar un derrame de riqueza en la sociedad. No obstante, el cianuro  fue lo único derramado por la compañía canadiense, mientras las ganancias quedaban en manos del capital transnacional.

En septiembre del año 2015 se produjo el primer vuelco de cianuro sobre las vertientes del Río Jáchal en el emprendimiento Veladero. Luego, la minera provocaría otros derrames en septiembre del 2016 y marzo del 2017 en el mismo yacimiento. El pueblo jachallero salió a manifestarse en sucesivas ocasiones bajo la consigna “cierre, remediación y prohibición de la megaminería”,  y montó una carpa en la plaza departamental que es un símbolo de lucha en nuestra provincia.

Anteriormente, las denuncias de los pueblos originarios de Chile por contaminación ambiental en Pascua Lama habían causado la paralización del yacimiento binacional, y la consecuente despedida de los trabajadores de Barrick en nuestro país. Según medios nacionales, la multinacional habría echado a más de 1500 trabajadores en aquel momento. Los sanjuaninos comprobamos que el extractivismo  era “pan para ahora y hambre para mañana”.

En la actualidad, hay una causa judicial en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a cargo del juez Casanello, en la cual están procesados ex funcionarios públicos por violar la Ley de Glaciares y por los incidentes ambientales en Veladero. Esto representa un gran hito, ya que es la primera vez en la historia que ex autoridades están procesadas e irán a un juicio oral por cometer faltas a normativas ambientales.

Por otro lado, no hubo mejoras en el contexto social, ya que San Juan continúa siendo una de las jurisdicciones más pobres del país.  En el año 2014,  un informe del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas señalaba que en la provincia había un 54,5% en situación de pobreza y un 15,8% de indigencia.  Además, más del 30% de la población recibe la Asignación Universal por Hijo, según datos del Indec. En forma paralela, Veladero tenía como proyección extraer 11 millones de onzas de oro en 14 años, es decir un promedio aproximadamente de 780 mil onzas por año. Un contraste que se repite en otros lugares del país como Catamarca, la primera provincia megaminera.

Nuestra experiencia debe servir a otras comunidades para no repetir la historia. La defensa de la naturaleza es una causa esencial y vital,  dado que su prevalencia definirá un futuro próspero o  dependiente, en caso de ignorar la protección del ecosistema. Hasta ahora los gobiernos han definido el coloniaje como nuestro destino, pero los pueblos estamos a tiempo de cambiar esta decisión. En las asambleas ciudadanas y la organización popular está la esperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑