Enología: una escuela centenaria en constante peligro

La comunidad de la Escuela de Fruticultura y Enología se encuentra preocupada por la pérdida de terrenos que padece la institución desde hace tiempo.

Por Guillermo Alamino

                  

Nuevamente la Escuela de Fruticultura y Enología está en alerta por la posible ocupación de sus terrenos. En esta ocasión sería por parte del club Inca Huasi. Anteriormente se han construido sobre sus tierras la Escuela de Cine y el SENASA, sin haber realizado el inventario patrimonial que exige la ley 411-F, ni consultar a la comunidad del colegio.

“Nos pusimos a investigar y nos dimos cuenta que existen muchísimas irregularidades, debido a que los terrenos de la escuela están protegidos desde el año 2001, donde es declarada como patrimonio de la provincia”, expresa Roxana Fernández, integrante de la comisión de padres de la Escuela Enología.

“Pero nunca se reglamentó. Falta hacer los registros del inventario de todos los dominios y, como eso no se hizo, a medida que fueron pasado las gestiones se iban ocupando espacios”, agrega.  La normativa instituye que debe ejecutarse un relevamiento de los bienes patrimoniales con intervención de las autoridades escolares.

Por eso, el día miércoles 28 de noviembre realizaron un abrazo simbólico en el edificio de la entidad educativa con la finalidad de exigir la  protección e inscripción de sus propiedades.

“Las tierras no están como corresponden, porque se viene boicoteando a la escuela desde hace mucho tiempo. Basta de boicotear a la Enología que es una de las más antiguas de Argentina. No tenemos la carrera de enólogos, siendo una escuela de enología. Hace años se cerró la dotación de agua que venía desde hidráulica, ya que Millón (anterior director de Hidráulica) cerró el abastecimiento”, continúa Roxana.

Cabe destacar que las haciendas de la Escuela de Fruticultura y Enología  fueron donadas a fines del siglo XIX  por una familia,  para construir allí el establecimiento. Por eso, podría traer problemas a futuro con sus herederos, quienes en el año 2014 habrían presentado un reclamo ante la Justicia. Esto se debe a que hay terrenos  utilizados con otros objetivos,  que no tienen vinculación con la Enología, de acuerdo a lo expuesto por Roxana.

Por otro lado el director de la institución, Sergio Montero, expresó que: “Se trabajará en conjunto con el ministerio, padres y la escuela para tratar registrar los terrenos, en base a la ley de patrimonio”.

A esto añadió que: “Priorizan el deporte antes que la educación, priorizan quitar terrenos de una escuela centenaria que creo Sarmiento dejando de lado la visión de Sarmiento. La escuela tendría que ser orgullo de los gobernantes, tiene 156 años y es la institución agro técnica más antigua del país”.

“Mi fuente de trabajo y escuela es la Enología. Me otorgó un título del cual estoy viviendo, me dió muchas satisfacciones, como mi título de enólogo. Yo llevo 31 años, y 22 o 23 años estuve en la bodega. Hemos ganado 16 o 17 premios nacionales e internacionales con los vinos de la bodega, compitiendo con otras del mundo. Eso no es poca cosa”, sigue.

Resguardar la historia de San Juan debería ser una política pública prioritaria, para conocer y proteger su identidad cultural. La Escuela Enología es una parte fundamental del progreso agroindustrial que supo tener la provincia,  y actualmente está en peligro. El desguace de sus pertenencias ha sido realizado poco a poco, y el Estado debe hacer algo para frenarlo. Entonces ¿Hasta cuando tanto despojo e impunidad?

 

Ver cualidades de la Escuela de la Fruticultura y Enología:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑