Jáchal: barrios sin agua en medio de altas temperaturas

Varias zonas del departamento Jáchal se encuentran sin agua o con constantes interrupciones del servicio desde hace meses.  

Por Guillermo Alamino

 

Vecinos de los barrios 17 de octubre, Municipal, Pismanta I y Pismanta II del departamento Jáchal  denuncian la falta de agua potable por lo menos desde hace tres meses.   La  empresa Obras Sanitaras (OSSE) y la Municipalidad están aprovisionando con camiones y recipientes a los habitantes de la zona, que esperan una urgente solución y tener el servicio de agua potable con normalidad.

“Así estamos hace más de 3 meses, prácticamente desde que nos entregaron el barrio. El problema es que no hay presión de agua.  Estamos en barrios altos hacia el sur de Jáchal, pero no sube el agua y falta la presión”, expresó una vecina del barrio 17 de octubre.

“Fuimos a OSSE y nos mandaron dos ingenieros de la provincia. De todas maneras, agua llega en la madrugada y al mediodía se corta. La única solución que nos dieron es abastecernos con camiones y bidones de agua”, agrega.

Según la lugareña, desde la empresa afirman que las bombas sufren daños por vandalismo y, además,  culpan a la mala prestación de energía eléctrica. Sin embargo no existe denuncia por deterioros a las bombas de agua.

Algunos vecinos creen que las perforaciones mineras cercanas al acuífero (Pampa del Chañar)  que suministra agua al centro de Jáchal podrían haber afectado el abastecimiento. “Lo que pasa es que cerca del acuífero hay perforaciones que están proveyendo agua al yacimiento Gualcamayo. A lo mejor nos estamos quedando sin agua”, dijo.

“Se nos ha dicho tanto y no sabemos cuál es la realidad. Lo único que sabemos es que los acueductos no nos han brindado el servicio como corresponde”, continúa.

Por otro lado desde la Asamblea Jáchal No se Toca emitieron un comunicado sobre la difícil situación.  “¿No será que hay problemas en el acuífero? Sus reservas eran para varias décadas, pero hubo exploración megaminera en la región, y esas actividades ya nos afectaron el río”, declaran.

“¿El acueducto está bien? Su estructura tiene diez años y no sabemos que mantenimiento se le hizo y que tan bueno es el material usado…. El agua que nos falta acá, ¿no será la misma que mal usan abusivamente más allá?”, siguen.

“Digan lo que pasa, claramente y sin vueltas, y por sobre todo pónganse a hacer lo que hay que hacer, el agua es lo primero, el agua es de la gente”, finalizan desde la organización.

Este conflicto por el agua parece avecinar el futuro de Jáchal,  sino se toman medidas que prioricen el cuidado del líquido vital  frente a las corporaciones mineras radicadas. El agua es un derecho humano, el agua es vida y su carencia puede condenar a la desaparición de nuestros pueblos.

Foto de portada: Jessica Luna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑