Chocolezza, divina tentación

Domingo 9 de la mañana, con el sol a pleno, un grupo de turistas recorre los pasillos de una de las fábricas artesanales, con más trayectoria en el mercado, mientras disfruta de sus ricas variedades  junto a un suave y dulce vino mistela.

 

Por Carina Gutierrez

La mañana recién comienza como el tour, en la vecina provincia de Mendoza. La fábrica abre sus puertas para recibir una vez más a un numeroso contingente ansioso de conocer y probar sus exquisiteces. Se trata de Chocolezza, la antigua fábrica familiar que lleva cuarenta años en el mercado.

En el salón de ventas, Micaela Aroca, encargada del  lugar, atiende al público con una gran sonrisa, mientras los invita a pasar para conocer el salón de procesamiento. Allí comienza a contar la historia el que inició  esto hace muchos años fue el abuelo que comenzó justamente elaborando el alfajor que es uno de los productos que vamos a poder probar dentro de un rato”, comentaba Micaela frente a la mirada atenta del contingente que no para de mirar y escuchar.

“Nosotros somos una fábrica de alfajores y chocolates artesanales, una empresa familiar que ya estamos en la tercera generación. El abuelo, Duilio Juarez, en ese entonces no tenía ninguna de las maquinarias que tenemos actualmente así que toda su elaboración la hacía en forma manual  todo lo que es el armado del alfajor, el bañado de chocolate , el envasado todo lo hacía con sus propias manos. Con el tiempo el producto fue teniendo muy buena aceptación en el mercado y parte de su mano de obra tuvo que ser reemplazado por las maquinarias”, explicaba orgullosa Micaela, mientras Gladys, una de las chicas que trabajan en el lugar, repartía en una bandeja diversas porciones de alfajores junto con un vaso de  vino mistela.

50728609_1656991784400897_2284378699698536448_n

Y entretanto los presentes degustaban el alfajor, Micaela continuaba con la historia “después con el tiempo tomó las riendas el hijo del abuelo, Duilio y empezaron a elaborar todo lo que es chocolate en rama, chocolates regionales, un poco de bombones, conitos y habanos que son los productos que tenemos actualmente”.

Entre sabores y aromas, Micaela hizo un paréntesis para realizar una pequeña clase sobre el origen del chocolate preguntando a los presentes si conocían el fruto del cacao “ el cacao generalmente se da en todo lo que son zonas tropicales como por ejemplo Brasil, Ecuador, zonas donde hace mucho calor y también hay mucha humedad. Dentro de este fruto cuando nosotros lo cortamos encontramos muchas semillas que tienen un tamaño aproximado de una almendra. De estas semillas se obtiene tres elementos fundamentales, el primero se llama licor de cacao, su nombre no se debe a que lleva alcohol sino que es  liquido, el segundo es la manteca de cacao, que es la que usamos todos cuando se nos parte los labios y tercero tiene un componente que se llama cacao o cascarilla”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante la explicación a modo de escuela, muchos conocían los componentes de este fruto pero otros no tanto. Y  lo que llamó verdaderamente  la atención fue cuando explicó que no todo es chocolate sino chocolate fantasía. “¿Alguna vez han probado algún chocolate que se les quede pegado en el paladar o que les deje la boca media grasosa? Miren si ha sucedido esto lamento decirles que no han consumido chocolate”. Sentenció Micaela, quien continuó su charla “porque parte de los tres elementos que se obtienen de los frutos fueron desplazados por ejemplo por grasa bovina que son grasas de vacas, también por colorantes, saborizantes y aceites vegetales. Por esto deja de ser el chocolate original que nosotros conocemos  y recibe el nombre de chocolate fantasía. Como su nombre lo indica  es falso. En realidad no es un chocolate lo que estamos consumiendo sino una barrita de grasa. ¿Qué pasa? Uno cuando consume este tipo de chocolates el cuerpo comienza a tener cambios. Ustedes van a notar que comienzan  a tener síntomas de pesadez, dolores de cabeza, fuertes ataques al hígado, como consecuencia de todos estos productos de las grasas que estamos consumiendo”.

Y para que esto no siga sucediendo, dio unos tips para tener en cuenta “les voy a enseñar tres maneras para poder cotejar y diferenciar estos tipos de chocolates. La primera es hacer la comprobación con nuestras propias manos. Van a colocar el chocolate entre los dedos y si este chocolate se derrite quiere decir que es cobertura, que es bueno. Recuerden el chocolate cobertura siempre se derrite a la temperatura corporal nuestra.  Lo podemos seguir consumiendo. El problema esta si el chocolate no se nos derrite ahí estamos en presencia de un chocolate fantasía.

Segundo es leer e interpretar las etiquetas. En la etiqueta del chocolate cobertura siempre tiene que ir la palabra chocolate cobertura o chocolate para taza o a lo sumo algún porcentaje de cacao. Si tenemos dudas porque no nos dice el porcentaje de cacao, no nos dice chocolate para taza o chocolate cobertura se van inmediatamente a la parte de atrás, en la parte de ingredientes y tiene que decir los tres componentes de la fruta, manteca de cacao, licor de cacao y cacao. Textual, nada de saborizante de cacao, ni colorante de cacao porque eso es artificial”, detalló Micaela.

De este modo, Chocolezza no solo ofrece productos tradicionales, sino que  también abrió el abanico para personas celiacas y próximamente también lo hará para diabéticos con el fin de acceder un poco más al comercio.

Finalmente con una degustación de varios chocolates  finalizaba el recorrido de la fábrica Chocolezza inaugurada en el año 1979 y cuyo nombre inicial fue Dolchezza pero que por cuestiones de trámites pasó a identificarse como  Chocolezza.

Para quienes quieran disfrutar esta experiencia, conocer la historia y degustar sus productos pueden entrar en la página web que es www.chocolezza.com.ar  , o sino en el  facebook de la fabrica  y realizar  la reserva pertinente para el grupo familiar o  grupal. Y así vivir una experiencia única del mundo del chocolate.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑