La fibromialgia: el dolor agudo que no se ve, pero se siente

Existen dolores silenciosos que no se ven, pero se sienten. Aquellos malestares que te dejan sin aliento y sin fuerzas para hacer las actividades cotidianas que estás acostumbrado a realizar. Aquel dolor extraño y muchas veces sin diagnóstico, es la fibromialgia.

Por Redacción Debates

Sebastián Gonzales, Claudia Saavedra y Zulma Lencinas, son los valientes que integran la Asociación de lucha por la fibromialgia, o más conocida como “ALFA” junto a otro grupo de personas, quienes en su esfuerzo por visibilizar esta enfermedad dan testimonio de sus vidas y contención a aquellas personas que están pasando por su misma situación.

“Es una enfermedad con diversos síntomas difícil de diagnosticar en un comienzo, pero en estos días ya se está determinando con mucha más celeridad”, comenzó detallando Sebastián. Efectivamente, la fibromialgia es una condición caracterizada por un dolor corporal difuso con más de tres meses de evolución que puede estar acompañado de síntomas como fatiga, alteraciones del sueño, cambios cognitivos, entre otros síntomas somáticos de severidad variable; la cual no puede ser explicada por otra patología.

“Los síntomas varían de acuerdo a la persona. Y el abordaje interdisciplinario es muy importante. Yo hablo con conocimiento de causa porque lo padezco desde el 2004 y el diagnostico lo tuve en el 2010”, sostuvo Sebastián.

“Es un peregrinar de médico en médico y uno va dejando pasar el tiempo porque se cansa de visitar especialistas. El entorno si bien acompaña no entiende que está pasando y como eso se va haciendo más crónico, la vida sigue y uno tiene que seguir como pueda”, continuó.

De este modo, la vida de quien padece esta enfermedad se ve afectada incluso hasta en sus horarios y actividades rutinarias.“Los horarios cambian y ya no podemos hacer lo que hacíamos antes. Yo vengo de un trabajo muy estresante. Trabajo en un banco y en la docencia. Entonces no podemos hoy cumplir los horarios que teníamos. Vivimos en el día a día, no sabemos mañana como nos vamos a levantar”, sostuvo Sebastián

Y es que “tenemos un problema, digamos que sería como tener en el cerebro un amplificador de dolores”, manifestó Zulma Lencinas, integrante de la asociación. A esto agregó que:  “Podemos llegar a tener hasta cinco veces el dolor normal que tendría cualquier persona porque es algo que llevamos toda la vida. En lo personal ahora comprendo, yo tengo cinco hijas y las veo por ejemplo en su etapa del periodo menstrual que ellas lo pasan con poco y yo era dolores que me retorcía en la cama. Y era normal tenía que soportarlo como normal porque es normal que te pase, es normal que te duela, y ahora entiendo que las torturas que yo sufrí fue porque la intensidad de los dolores han sido muchos más grandes que el normal”.

Dolores que el común de la gente no puede percibir, porque quien lo padece lo tapa con una gran sonrisa.“Yo soy de pintarme mucho, pero es  una máscara para el dolor que a veces uno siente y hay que demostrarle a la gente afuera que uno está bien y está por dentro echa mal. Nos ven tan lindos, pero por dentro estamos muy lastimados”, agregó Claudia Saavedra.

Justamente ese amplificador  es el que los lleva a consultar a distintos  especialistas, porque incluso las diferentes situaciones de vida, como el estrés y las emociones, hacen que su situación se agrave. “Tenemos que ser tratados muchas veces por psicólogos , por psiquiatras porque es  lógico si vos llevas una vida de dolor y no tienes una respuesta desde lo clínico a lo que te está pasando terminas en un estado depresivo lógico por esto de ser crónico el avance que tenemos de la enfermedad”, manifestó Zulma

La fibromialgia fue diagnosticada como enfermedad reumatoidea desde el año 1992 por la Asociación de Reumatología y por la Organización Mundial de la Salud. Afecta en su mayoría a las mujeres, pero también se está comenzando a visibilizar en los hombres, sin distinción de edad.

Con respecto a su tratamiento, aun no existe uno efectivo pero si paliativos para contrarrestar los síntomas. “Cada persona es un mundo y cada uno va encontrando cual es el camino y es un aprendizaje entre el médico de cabecera y uno que le va diciendo, ¿pero qué pasa? son todos paliativos , es como que te da una aspirina y después un diclofenac después te dan un ……pero ahora estamos entrando en el tema de la alimentación  y  estamos buscándole por ahí”, enfatizó Zulma.

“Nos ha pasado que mucha gente está mejorando con la alimentación, come más liviano, descansa mejor en la noche. Entonces estamos viendo por ese camino”.

De este modo, es que los integrantes de la Asociación, luchan día a día no solo contra sus propios dolores sino también para concientizar a la sociedad de esta enfermedad silenciosa que más de uno puede padecer. “La vida que llevamos cada vez más encerrada, cada vez más estresante y veloz hace que vamos perdiendo esos momentos de relajación, de tranquilidad y a la larga eso se va ver repercutido en el futuro de la salud. Entonces es una cosa que tenemos que empezar a concientizar”, puntualizó Zulma.

 

 

 

Para quienes deseen conocer más sobre el tema pueden contactarse a: fibromialgialfa@gmail.com

.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑