Decisiones de vida, relatos en primera persona: JOHNNY

Por Liss Navea                                                                                                                                         

Cada 17 de mayo el mundo entero se moviliza en la lucha contra la discriminación por la orientación sexual e identidad de género, ya que en 1990 la OMS eliminó a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, como era considerada hasta ese entonces.

29 años después muchos son los derechos adquiridos, los perdidos, los prejuicios eliminados y los nuevos que han surgido con el cambio de las generaciones. Las elecciones sexuales también han ido mutando, y la diversidad es tan amplia como la cantidad de habitantes en el mundo.

Mica, Guille y Kata, Johnny y Leila son sanjuaninos de distintas edades que decidieron tomar el volante de sus vidas, mirar más allá de los estereotipos, centrarse en lo que sus corazones desean y dejar las miradas y los prejuicios detrás. Son ellos quienes nos cuentan su vida.

 

JOHNNY

Él creía que hablaríamos sobre temas más técnicos, sobre la homosexualidad en la historia, o cuestiones similares, pero la conversación se tornó más profunda a medida que fue avanzando.

“No sé cuál es el inicio, seguramente fue toda la vida, pero de a poco uno se va dando cuenta por una negación cultural. Me he enamorado de chicas como me enamoré de chicos. Me he castigado por enamorarme de ambos. Hoy no sé si me encasillo en esto de decir soy gay. Soy muy empático con el género masculino como femenino. Hoy me doy cuenta de esto, siempre he estado en el limbo de ser una cosa o ser la otra”, comenzó la conversación Johnny, mientras sonaba música suave que salía de su computadora y su perra salchicha nos miraba desde el sillón.

Johnny recuerda que sufrió mucho por querer ser parte de algo que no era. “El desafío es salir de dos closets. El primer es uno, el aceptarse, y el segundo es contarlo a los demás”, afirmó, mientras aclaró “salí de grande del segundo closets social, y deje de sufrir por ser gay hace poco. Hay veces que me interesa que el otro sepa, hay veces que no. Creo que hace poco he asumido que mi vida será así, como una eterna juventud. En el mundillo gay, si pasas los 30 o sos un puto viejo, o sos un puto exitoso”.

A medida que la conversación fue avanzando, Johnny se fue abriendo a los recuerdos, a las vivencias que hoy forman parte de un pasado no muy grato, pero que le permitieron hoy ser quien es, y quererse por eso.

Ante esto, Johnny reflexiona. “Vivo en pareja, tenemos una perra salchicha. Estaba en la cama, un día que decidí quedarme en mi casa. Ese día me levanté a hacer tesis, me entregue a terminar esta etapa. Estuve con mi pareja tomando decisiones fuertes, como no comer carne, hacer la tesis, ganar menos pero estar más tiempo dedicado a mis cosas. Ese día fui muy feliz. Ahora valoro pequeños momentos que son situaciones de privilegios. Tengo la suerte de saber quién es genuino y autentico conmigo”.

los-suenos-gays-de-los-heteros

“VIVIR EN LO DIVERSO ES PRECIOSO”

-¿Cómo fue encontrar el amor?

-Fue raro. Como casi todos, queremos tener una relación homosexual viviendo bajos las reglas de la heteronorma. Fue difícil en un momento, pero lo logramos. Podemos hablar mucho, llevamos como 11 años y nos ha pasado de todo. Hemos tenidos lapsos de separación, de habernos querido, de habernos odiado, pero siempre nos hemos acompañado.

Un día estábamos de vacaciones y decidimos vivir juntos. Llegamos a la provincia y buscamos un lugar. Recuerdo que no teníamos un peso, no teníamos nada y esas cosas te hacen más fuerte. Nos volvimos como una conciencia mutua.

Creo que la vamos llevando muy bien. Como pareja me hizo muy bien y como persona me ha ayudado a montón. Tratamos de buscar la salud en todo.

-¿Hay privilegios de los gays?

-Nos replantemos los privilegios de ser gay con mi pareja. Si sos muy pluma podes ingresar al mundo de la estética, la moda y el arte sin problemas. Mundo al que le cuesta mucho más ingresar a una mujer, quien puede ser más capaz. Es un privilegio que pensamos.

Creo que estamos en un momento donde hay que darles el lugar a las mujeres. Siempre son directores, artistas hombres, se le confía el pelo a un hombre, se le confía un vestido a un hombre.

-¿Cómo ven el futuro con tu compañero?

-Preferimos vivir el presente. Tratamos de pensar un poco más en el ahora. Si bien proyectamos tener una casa propia, casarnos, desde lo material pensamos en eso.

Desde lo emocional pensamos en el respeto, entendernos como seres sociales que desean, necesitan y que no son propiedad de nadie. Pensar en el futuro es tener presente el deseo y el anhelo, y es difícil.

¿Qué le dirías a una persona homosexual que aun no manifiesta su elección por diversos motivos?

“Que no le diría. Creo que lo primero que haría sería abrazarlo. Le diría que cuesta, pero que el conocimiento llega desde la incomodidad.

-¿Qué le dirías a un fóbico?

-Le daría un abrazo y le diría que vivir en lo diverso es precioso. Es lo más parecido a una jaula con una puerta abierta. El perjuicio es de uno.

 

(Fotografías ilustrativas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑