Decisiones de vida, relatos en primera persona: MICA

Por Liss Navea                                                                                                                                       

Cada 17 de mayo el mundo entero se moviliza en la lucha contra la discriminación por la orientación sexual e identidad de género, ya que en 1990 la OMS eliminó a la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, como era considerada hasta ese entonces.

29 años después muchos son los derechos adquiridos, los perdidos, los prejuicios eliminados y los nuevos que han surgido con el cambio de las generaciones. Las elecciones sexuales también han ido mutando, y la diversidad es tan amplia como la cantidad de habitantes en el mundo.

Mica, Guille y Kata, Johnny y Leila son sanjuaninos de distintas edades que decidieron tomar el volante de sus vidas, mirar más allá de los estereotipos, centrarse en lo que sus corazones desean y dejar las miradas y los prejuicios detrás. Son ellos quienes nos cuentan su vida.

 

Mica

Ella es joven, madre y trabajadora. Si la vez, seguramente te parece una mujer atractiva, o una “madre luchona”, pero Mica es una chica que hace años vive ciertas experiencias que la han llevado a tomar la decisión de autodefinirse como bisexual, aunque prefiere no encasillarse.

“Yo creía que era lesbiana. Lo primero que me atrajo en lo que es la sexualidad fue una mujer. Mi primera masturbación fue pensando en una mujer y recuerdo que pensaba que me iban a echar de mi casa. Intente dejarlo de lado, porque era muy chica y sentía que estaba mal visto”, comenta Mica mientras prepara el mate y coloca un video infantil en la computadora para su hija.

Sobre sus vínculos y el conocimiento de sus elecciones, Mica afirma que su familia no lo sabe. “En un principio hablaba con amigas cercanas y compañeras, un par se quedaron a mi lado, otras se alejaron porque pensaban que iba a gustar de ellas”.

En lo que respecta a su atracción hacía ambos sexos, dice que “al principio era más visual. Hay ciertas características que me atraen y ciertas que no, como te puede pasar con un hombre. Cuando terminé con el novio que tenía, comencé la facultad y fue otro mundo. Me sentía más cómoda a la hora de hablarlo”.

La conversación siguió fluyendo, como los mates y los cigarros que se prendían y apagaban. Fue cuando Mica recordó su primer encuentro carnal con una mujer. “Mi primer encuentro con una mujer fue una situación de muchos nervios. Ella se dio cuenta mientras conversábamos de mis nervios y me preguntó si había estado antes con una chica. Mi respuesta fue negativa. Al principio estaba nerviosa, pero después comencé a sentirme cómoda. Me parece que lo mismo pasa cuando estas con un chico, en esta cosa de ser aceptado. Ahora que lo pienso estuvo bueno, me sentí cómoda, ella me hablaba mucho y me hizo saber que no era nada malo”.

Mica reflexiona sobre las personas bisexuales y afirma que “muchas personas bisexuales se han sentido reprimidas, no lo hablan. Acá se ve tan mal que a la hora de hablarlo, por más que sea con una persona de tu misma condición, sigue siendo incómodo. Muchas veces me ha pasado que no también. Las chicas suelen ser más abiertas a la hora de hablar de su bisexualidad que los hombres. El hombre tiende a ocultarlo. Creo que hace falta más gente valiente que vaya a un bar y se anime a darle un beso a una chica o a un chico, sin ser mirados ni juzgados. Creo que hace falta más gente valiente que asuma su sexualidad sin tener que irse a otro lugar”.

El termo de mate iba llegando a su fin, el cenicero solo tenía cigarros apagados y Mica había pasado en el relato por muchos momentos de su vida, agradeciendo siempre el hecho de ser franca y de rodearse de personas que la comprendieran sin juzgarla.

“NO ES TAN DIFÍCIL”

52596324_10215209506165303_4406016441397018624_n

-¿Están más aceptados los homosexuales que los bisexuales?

-En la comunidad homosexual, nosotros somos heterosexual con ganas de experimentar, para la comunidad heterosexual, somos homosexuales.

Para mí las personas más valientes son las personas trans, porque ellas toman una decisión que es para toda la vida. Cambian la forma de hablar, su ropero entero, se operan, es un cambio para toda la vida y esa es la gente valiente. Si dejáramos de verlas como trabajadoras sexuales, creceríamos como sociedad. Han asumido completamente su sexualidad y lo que son.

-¿Qué le dirías a un bisexual que aún no manifiesta su elección por diversos motivos?

-No es tan difícil como parece. El rechazo está en tu cabeza.

-¿Qué le dirías a un fóbico?

-Intento no rodearme de ese tipo de gente. Me enoja, pero intento que no perjudique. Suelo ser sarcástica.

Sí le plantearía de si alguien de su familia tiene esta elección, ¿qué haría? No es tan difícil.

Hay que aceptar siendo bisexual, siendo homosexual, siendo heterosexual o transexual. Primero se tiene que aceptar uno, así te aceptaran los demás, y lo digo siendo una persona que aún no habla con su familia, pero seguro esto me ayuda.

Creo que deberíamos aprovechar como adultos jóvenes cambiar la mentalidad para que el día de mañana las futuras generaciones dejen de verlo mal. Se está cambiando, de a poco va mutando. Hay que tener paciencia, pero tiene que haber gente que se anime.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑