El inexorable camino hacia la unidad nacional

La unidad nacional se consolidará por grandeza o necesidad. Por ahora la necesidad le ganó a la grandeza. 

Por Guillermo Alamino                                                                                                                      

Por necesidad o grandeza el próximo gobierno estará obligado a llamar a la unidad nacional y generar un clima de concertación, para resolver los graves problemas sociales y económicos del país. Frente a la voracidad de los mercados es necesario la presencia de un Estado fuerte que pueda evitar las corridas bancarias y los constantes aumentos de precios.

El resultado de las PASO cambió drásticamente el panorama de la política nacional. La soberbia del macrismo cayó estrepitosamente y la estrategia de la grieta terminó jugándole en contra al oficialismo. Cerca de un 70% del electorado rechazó las políticas del gobierno nacional actual.

Luego de las PASO, el dólar subió entre un 20 y un 25% y las reservas del Banco Central disminuyeron considerablemente. La primera respuesta de Macri fue culpar a los votantes, pero luego tuvo que retractarse tomando una serie de medidas para paliar la crisis. Posteriormente mantuvo una conversación con Alberto Fernández, candidato presidencial del Frente Todos, quien obtuvo el 47% de los votos.

El diálogo entre Fernández y el primer mandatario lograron frenar la especulación y tranquilizar a los “mercados”, entidad invisible que nadie conoce y mantiene de rehén al conjunto del pueblo argentino. Esa actitud  demostró la importancia de consolidar una política de unidad nacional, la cual es fundamental para generar confianza y enfrentar la voracidad de las grandes empresas que concentran la economía nacional.

Notoriamente la creencia en los mercados fracasó en los hechos. Las millonarias inversiones nunca llegaron al país, la pobreza y el desempleo aumentaron y la producción nacional experimentó una incesante caída. Los tarifazos no mejoraron la calidad de los servicios públicos, pero enriquecieron las arcas de las privatizadas. Si el Estado no controla la economía, el mercado lo hará a favor de los monopolios y a costa de la desintegración social. Por eso, es preciso promover la conformación de un Consejo Económico y Social, que reúna a los diferentes sectores sociales y políticos para acordar políticas públicas a mediano y largo plazo.

El gran desafío de la gestión que viene será poner en marcha el sistema productivo y el trabajo nacional que fue golpeado por la gestión de Cambiemos. Salir de la grieta, creada por el kirchnerismo y fortalecida por el macrismo, no es una demanda sino una necesidad imperial. Con grieta caemos al abismo, sin grieta podemos continuar nuestro camino como una verdadera nación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑